44 Años de lucha inclaudicable

Eleva

El 30 de abril de 1977, en medio de la Dictadura cívico militar más cruenta que hayamos tenido, un grupo de mujeres se reunió en Plaza de Mayo para exigir la aparición de sus hijxs secuestradxs y desaparecidos por el Terrorismo de Estado.

Tomadas de los brazos y caminando alrededor del monolito -ya que en aquel entonces estaban prohibidas las concentraciones y manifestaciones-, inauguraron una huella que se convertiría, sin dudas, en uno de los hitos de lucha más original, potente y reconocida de la historia. “Transformaron su dolor en lucha”, no sólo en nuestro país, sino a nivel mundial. Un ejemplo que orienta a nuestro Pueblo hasta el día de hoy.

Muchxs de lxs desaparecidxs eran parte del movimiento obrero, compañeros hombres, mujeres y del colectivo LGTTB+, militantes, activistas, dirigentes sindicalistas. El Terrorismo de Estado solo tenia un objetivo, que era modificar la economía y fortalecer un capitalismo salvaje,  concentrando la riqueza en un pequeño sector, y empujando a la exclusión a la mayor parte de la sociedad. El Movimiento Obrero Organizado fue golpeado duramente por ser un punto crucial de resistencia, expresado en sus sindicatos, que habían crecido en representación, afiliación y conquista de derechos.

Estas “locas” se hicieron ver en medio de uno de los momentos más crueles y virulentos de nuestra historia: ya había transcurrido un año y 38 días desde el nefasto 24 de marzo de 1976. Pese a la coyuntura, las Madres marcharon, y lo siguen haciendo de manera ininterrumpida hasta hoy: 2246 marchas, los jueves a las 15:30 hs. No las detuvo tampoco la emergencia sanitaria: a través de la herramienta #MarchamosEnLasRedes virtualizaron el encuentro y vuelven en cada marcha a abonar el diálogo social y la lucha por la Memoria, Verdad y Justicia.

La importancia y el significado de las Madres se convirtió, sin lugar a dudas, en un símbolo de coraje y resistencia, de reivindicación de lo colectivo frente a lo individual, y de la convicción de no callar frente a la indiferencia de la sociedad ante el horror.

Madres de la Plaza el Pueblo las Abraza !!!!