FORO FEDERAL FEMINISMO, POLITICA Y CULTURA

Eleva

Entre el 23 y 26 de septiembre se desarrolló el Foro Federal Feminismo,
Política y Cultura organizado por diversas universidades con el propósito de
impulsar el diálogo de saberes para el Desarrollo de Políticas de Género.
Las organizadoras consideraron que el feminismo se ha constituido como
sujeto político emergente a lo largo de estos años, a pesar de que hemos vivido
en un contexto generalizado de retroceso de los derechos sociales e
individuales, pero que su consolidación depende de que las políticas públicas
comiencen a reflejar lo avanzado en estos años.
Como parte del Foro, la Universidad Metropolitana para la Educación y el
Trabajo (UMET) propuso un panel orientado a fortalecer y visibilizar, Eleva, la
Intersindical de Estudios de Género.
La mesa, convocada por Laura Sirotzky (ISO-CITRA), y coordinada por
Angélica Graciano (UTE), contó con la participación de Gisela Marziotta, Marta
Novick, Andrea Mallimaci y Cecilia Cross. 
La candidata a vicejefa de gobierno por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,
Gisela Marziotta, profundizó sobre la importancia de que la Ciudad de Buenos
Aires vuelva a ser progresista, dado que la vulnerabilidad social en la Ciudad
golpea con más fuerza a las mujeres.
Por su parte, Cecilia Cross, Secretaria de Investigación y Desarrollo de UMET,
habló de las teorías del reconocimiento como marco para interpretar los
aportes del feminismo como expresión de la diversidad y su aporte a la
construcción de la paridad participativa.
En esa misma línea, Marta Novick, directora de la Carrera de Relaciones del
Trabajo de UMET, presentó los resultados de una investigación sobre el
impacto de la inflación en los hogares con jefatura a cargo de una mujer.
Mientras que Andrea Mallimaci, Investigadora del Núcleo de Cultura y Trabajo
de UMET, realizó una exposición sobre cómo los medios de comunicación
construyen una pedagogía moral acerca de lo que es posible para las mujeres
delante y detrás de cámara.
El debate posterior mostró la importancia que asignamos desde Eleva a la
construcción de un feminismo que recupere las voces y las experiencias de
quienes luchamos contra las violencias machistas en el mundo del trabajo.